pacto-fuga

La vida de la filmografía de la parte sur del continente americano, en la mayoría de los casos tiene sus bases en los acontecimientos que han vivido estas naciones, sobre todo aquellas que han sido sometidas a las más cruentas dictaduras militares como es el muy particular caso de Chile.

Bajo esa visión, se estrenó Pacto de Fuga, dirigida y producida por David Abala, quien cuenta en su bien llevada historia un acontecimiento real, llevado a cabo en los primeros meses del año 1990, en la cárcel pública de la capital de Chile, de donde escaparon casi medio centenar de reclusos en una operación conocida en ese entonces como Operación Éxito. 

En la narración de 120 minutos, se destaca la planificación del escape entre 24 prisioneros, quienes por más de un año realizan trabajos de excavación de un túnel, lo cual fue el punto central de la trama, sumado al hecho histórico que la circunda pues dentro de los privados de libertad se encontraban militantes del Frente Patriótico  Manuel Rodríguez, opositores a muerte de Augusto Pinochet.