Entre el 18 y 26 de septiembre se estará celebrando la 68 edición del Festival de Cine de San Sebastián, una tradición que inició en 1953 y que se ha convertido en el más importante certamen de España; esta edición signada por la pandemia del coronavirus se realizará con un formato reducido y sin la presencia de las tradicionales alfombras rojas.

Los autógrafos y los selfis, serás otros de los ausentes en el festival que ha buscado blindarse contra el Covid-19 para mantener su esencia, mostrar las películas con público en las salas, por supuesto en esta nueva edición habrá menos gente en cada sala , pero podrán ver las producciones de la forma tradicional, lo que busca que el Festival mantenga su corazón.

Los organizadores han explicado que el Zinemaldia reducirá en esta edición el número de películas y proyecciones, así como los aforos en todas las salas que se verán reducidos en un 50% o 60% a fin de garantizar medidas de seguridad y distanciamiento que minimicen las posibilidades de contagios de coronavirus.

El uso de mascarillas y la limpieza de las manos con geles y soluciones antisépticas son medidas obligatorias en todos los espacios del festival. Las entradas sólo se venderán vía online, y se espera mantener un distanciamiento social efectivo, aunque las personas que convivan podrán ver las películas y proyecciones juntas. 

Para esta edición se tiene una selección de 142 películas, 65 menos que en la pasada edición, el cine vasco, como es costumbre, ocupará un lugar de importancia con Zinemira, sección dedicada al cine vasco, la cual cuenta con 13 largometrajes.

El cine infantil tiene también su espacio propio en el Festival de Cine de San Sebastián, para esta edición se cuenta con 7 películas, entre las que resaltan títulos como La alfombra mágica, Mr Link: el origen perdido, Manou y Pokémon Detective Pikachu.